Costa Rica: Reacción al aumento del precio del dólar

  • Viernes 19 de Mayo de 2017
Por tercera vez en menos de 60 días, el Banco Central volvió a elevar la tasa de política monetaria, esta vez desde 2,50% a 3%.
El 6 de abril fue la primera vez en el año que el Banco Central decidió subir la tasa de política monetaria (TPM), que desde enero de 2016 se mantenía en 1,75%. El 27 de abril, argumentando nuevamente presiones inflacionarias de corto plazo, la entidad subió la TPM desde 2,25% a 2,50%. Ahora se ubicará en 3%, a partir del 19 de mayo.

La noticia de subir la TPM llega en momentos en que el tipo de cambio refuerza la tendencia alcista que viene mostrando desde principios de año. Ver "Costa Rica: Tipo de cambio sigue al alza".

A las 3 pm del viernes 19 de mayo el tipo de cambio promedio de venta de referencia del BCCR se ubicaba en 583 colones por dólar.
 

Del comunicado del Banco Central:

El Banco Central de Costa Rica dispuso, con vigencia a partir del 19 de mayo de 2017, lo siguiente:

  • Fijar la Tasa de política monetaria en 3,0%.
  • Fijar la tasa de interés bruta de los depósitos a un día plazo (DON) en 1,52%. 

Esta decisión estuvo sustentada en los siguientes elementos:

El compromiso del Banco Central de mantener la estabilidad interna y externa del colón y asegurar su conversión a otras monedas, establecido en el artículo 2 de su Ley Orgánica.La tendencia creciente de la inflación general y subyacente, registrada desde el segundo semestre de 2016, así como el comportamiento de las expectativas de inflación a 12 meses, cuyo valor medio se ha mantenido cercano al límite superior del rango meta de inflación, con un valor modal que aumentó de 3,0% a 4,0% desde marzo pasado.

Los determinantes de la inflación en el corto plazo sugieren mayores presiones inflacionarias a las previstas a inicios de año. Por un lado, la holgura en la capacidad de producción tiende a agotarse y, por otro, la presión al alza en el tipo de cambio introduce riesgos de que las expectativas inflacionarias se ubiquen por encima del rango meta en los próximos meses.

Parte de esas presiones cambiarias responde a la mayor preferencia de los agentes económicos por mantener ahorro financiero en moneda extranjera, ante el deterioro en el premio por ahorrar en colones. Este comportamiento incide negativamente en la efectividad de la política monetaria y presiona al alza las expectativas de variación cambiaria, con un efecto directo sobre las expectativas de inflación.Esta condición demanda acciones para restituir el atractivo por ahorrar en instrumentos financieros denominados en colones.

La coyuntura económica internacional evidencia una inflación al alza y ajustes prospectivos en el costo de la liquidez externa.
Existen rezagos en la transmisión de las acciones de política monetaria sobre la economía.

El Banco Central reitera su compromiso con la estabilidad de precios, razón por la cual aplicará de manera oportuna las medidas de política necesarias si la evolución de los indicadores macroeconómicos, locales e internacionales, introduce riesgos que comprometan el logro de ese objetivo.

Más sobre este tema